sábado, 27 de febrero de 2016

La Pasión de Mademoiselle S.



Anónimo
Editorial Seix Barral
ISBN: 978-84-322-2570-3


El diplomático francés Jean-Yves Berthault en la mudanza de un estudio descubrió un estuche de piel con cartas escritas a mano datadas ente 1928 y 1930, todas ellas de una misteriosa mujer llamada Simone y destinadas a un joven de nombre Charles; Simone es una mujer de la alta sociedad parisina, sin ataduras sociales por lo que deducimos que puede ser viuda mientras Charles es un hombre más joven que ella, casado que se conocen por azar y que comienzan una relación amorosa llena de lujuria y desenfreno.
A modo epistolar solo tenemos las cartas que recibe el joven Charles pero no las que recibe Simone y eso supone un bello ejercicio de correspondencia imaginaria entre nosotros y la carta que ha de recibir entre una y otra.
El éxito que supuso las sombras del petardo ese de nombre que no pienso publicitar porque es una castaña potenció de forma exponencial la literatura erótica a cotas nunca antes vistas o por lo menos a mi me lo parece.
Tomemos esta obra como un diario, el diario erótico de Simone, un diario que dura dos años y en el que nos escribe sobre sus ansias, sueños eróticos, sus deseos sexuales; no debemos olvidar que es una mujer del primer tercio del siglo pasado y aunque sea en la liberal París, no deja de ser un viaje a un lugar poco transitado para una mujer y para un hombre porque los deseos de ambos pueden chocar con el resto de la sociedad.
Las cartas van subiendo de temperatura poco a poco, de los primeros tocamientos a las más "guarras" fantasías que se le ocurren a la madura y provocativa Simone a su moreno y joven amante Charles, un amante que cambiará de roles según avance la relación siendo a veces Charles o Lotte, según el papel que la procaz Simone imagine o le haga desear, es posible que algunas descripciones por repetitivas resulten pesadas pero avanzar más en la historia porque trémula para describir la polla de Charles resulta cansino pero a las cosas las llama por su nombre, culo, coño, etc y eso si se agradece porque no soportaría que se anduviera con zarandajas o sinónimos dignos de un colegio de parvulitos.
El amor de Simone por Charles es sin condiciones, renunciando a casi todo por conseguir el placer de su amante, desde dejarse azotar o a verle en manos de un hombre dándole placer, no podemos saber el grado de correspondencia aunque se sospecha, del mismo modo que sospechas como dice Simone casi al final del carácter cambiante de Charles a pesar de buscar a Simone siempre que puede y es cuando aparecen los celos de Simone, pero no son los celos de Othelo, son los celos de una mujer enamorada que sabe que cuando se acabe todo al menos quedará en su memoria todos esos instantes de placer por eso me encanta una frase que le escribe en su carta final: "merezco que pienses en mi de vez en cuando", no hay rencores, hay dolor por la ruptura pero no hay venganza catalana, no hay reproches y por eso adoro a esta mujer que no es de su tiempo.
Podemos plantearnos si estas cartas están escritas por el propio diplomático, si esta historia existió o no existió y creo que eso da lo mismo, porque lo que adoro es que es una historia de dos adultos -aunque uno me parece más adulto que otro- donde una mujer sabe estar a la altura cuando todo se va al traste, porque se entrega en cuerpo y alma buscando la felicidad del otro y entonces me acordé de la charla del Principito sobre la diferencia de querer y amar y me ha hecho pensar sobre mi y mi presente y aclararme que yo no quiero a cierta dama porque en realidad la amo con todas las células de mi pellejo pero en fin, que me pierdo y lo mejor, así los que leen este espacio lo saben antes que ella porque ella no sabe nada, jeje.
Como os apuntaba unas líneas más arriba, la pasión va subiendo de temperatura, de ser situaciones de dos amantes hasta pasar a una hipotética de cuatro, con la congoja de Simone de que esas experiencias la distancien más de su amado Charles; escrito todo de forma clara y explícita mezclan lo carnal con lo psicológico donde una mujer valiente, decidida y completamente entregada nos seducirá hasta las pestañas.
Por favor tirar a la basura la famosa trilogía y leer historias dignas como esta, me negué a escribir una entrada en este blog de esa infumable obra y seguiré con mi apostolado, las mujeres sois más listas que Anastasia -nadie en su sano juicio se cree su personaje- y los hombres no somos como el cretino de Christian, aunque algunos tengan aviones privados. Con esta obra si puedo decir que los hombres si podemos ser como Charles -no me refiero por los gustos aunque para gustos los colores pero si por los miedos- y que las mujeres podéis ser como Simone que es ella la que decide poner fin a esa historia pero no sin antes pedirle una explicación sin hacer una drama como él la hace.


El Rumor de la Montaña



Yasunari Kawabata
Editorial Emecé
ISBN: 978-84-96580-12-1


Del ganador del Nobel de literatura de 1968 os traigo una preciosa e interesante novela, antes de nada debo señalar que es un escritor japonés pero seguro que ya lo habíais deducido y por lo tanto es una novela familiar pero nipona, ¿qué quiero decir con esto? simple, la sociedad nipona es bastante distinta a la nuestra, su parámetros culturales difieren en mucho de los nuestros y aunque es posible que se pueda trazar paralelismos en su respeto a los mayores que en ellos aún perdura, nosotros eso creo que nos lo hemos dejado por el camino, no dudo que nuestros mayores se acuerden como se cuidaba de sus padres y abuelos y en ese punto si hay coincidencias, pero en esta era de residencias y de querer denostar a los que tienen experiencia -vital, laboral o política (no hablo de los chorizos)-. Un punto a señalar en contra de los nipones es lo terriblemente machistas que son, cosa que se refleja claramente en la novela a pesar de que una de las protagonistas, la amante del hijo de Osaga decide que hacer con su vida y como hacerlo.
La trama de la novela es muy costumbrista, nipona, pero costumbrista, el cabeza de familia Osaga Shingo, ya jubilado y casi último superviviente de su generación está muy preocupado por el futuro de su familia entre funerales y entierros de viejos compañeros de trabajo, preocupado por la decadencia que atrapa a sus dos hijos; el hijo varón, Shuichi, veterano de guerra y un alcohólico que está casado con la bella Kikuko le es infiel, infiel con otra mujer que además se queda embarazada cuando con su mujer aún no ha tenido descendencia, algo muy importante para el cabeza de familia; la misma Kikuko cuando se entera o no, porque es un verdadero misterio esta mujer, pero sospecha, pierde el hijo que espera y es el detonante para que tanto Shuichi como Shingo se pongan "serios" para reconducir la conducta de su hijo y hace una cosa que a nadie en su sano juicio se le hubiera ocurrido, visitar a la amante de su hijo para que no siga adelante con el embarazo.
La hija de Shingo, Fusako, divorciada tras un matrimonio fallido con un drogadicto, ha vuelto a la casa de sus padres con los dos hijos pequeños de su matrimonio; una hija que no destaca por su hermosura en contrapunto con la maravillosa Kikuko.
Los dos hijos de Shingo piensan que su padre ya está senil pero los silencios que le acometen cada vez con más frecuencia es todo lo contrario pues el está disfrutando de cada instante de su vida, con ruidos procedentes de la montaña, pájaros que anidan en las proximidades de la casa familiar o recuerdos cada vez más recurrentes.
Todo esto en realidad lo que refleja es una vida familiar donde cada individuo del clan está cada vez más solo, donde las luchas de cada uno por solventar sus problemas confluyen siempre en el cabeza de familia y con una constante lucha de valores, generacional.
Me gustaría que apreciaseis la frialdad con la que trata a su mujer en comparación con la dulzura con la que trata a Kikuko -hay un detalle en el tren cuando un señor mayor acompaña a una joven muy esclarecedor-; del mismo modo también me gustaría que apreciaseis los matices y "colores" de los personajes, es una paleta inmensa de sensaciones. Otro detalle importante que me gustaría señalar, como afrontan todos personajes esos años de posguerra, tanto los femeninos que se encuentran con una generación "carente" de hombres y la de los veteranos.
La pluma de Kawabata es un delicia, es mi segundo libro de este escritos insomne nipón y no será el último, no son libros ni historias que se eternizan aunque a algunos es posible que el "tempo" y el lento discurrir de las cosas no les parezcan suficiente aliciente, pero merece la pena pararse a escuchar el rumor de las montañas, el aroma de una flor o el volar quedo de un ave mecida por el viento.

domingo, 14 de febrero de 2016

La Muerte de Ulises



Petros Márkaris
Tusquets Editores
ISBN: 978-84-9066-233-5


Antes de comentar algo de la última novela de Petros Márkaris dejarme que os diga que me gusta muy poco la página que ha dejado planeta para Tusquets, antes la página era clara, bonita y daba gusto, la de ahora me produce escalofríos por no decir algo más feo.
Traigo una colección de ocho relatos cortos  de los que solo dos de ellos están protagonizados por el inspector Kostas Jaritos, protagonista de la famosa serie de novelas de Márkaris, pero ocho relatos deliciosos y llenos de la vitalidad y pesadumbre griega del escritor nacido en Estambul.
Es uno de los relatos el que da el título a la colección de relatos y no comprendo muy bien la elección del mismo, el título original es "Trimeria" y otra cosa, ¿por qué no han tomado el nombre griego original de Odiseo -a mi me gusta más-?
- El asesinato de un inmortal (uno de los textos con Kostas Jaritos como protagonista).
- En terrenos desconocidos.
- Tres días.
- El cadáver y el pozo.
- La muerte de Ulises (otro de mis favoritos y que nos refleja el sentimiento que deben tener todos los emigrantes que al final no saben de donde se sienten aunque este Ulises si lo tiene claro).
- La destrucción de Pompeya (mi favorito y que me ha recordado al padre Ángel).
- Un atentado que llegó tarde (chocará que este relato situado en el Berlín de 1944 esté aquí, pero hay cierto paralelismo con el sufrimiento de los alemanes y los griegos pero por diferentes motivos, su dejar hacer a los gobernantes y sus malas decisiones). 
- Poemas y crímenes (el segundo de los textos con Kostas como protagonista).
Como son muy cortitos, por poco que os cuente de ellos puedo destriparos la historia, en gran parte de ellos aparecen esos griegos que tuvieron que salir corriendo de Turquía por culpa de la guerra turco-chipriota, descubres esa relación amor-odio que tienen con sus vecinos turcos que es un polvorín siempre a punto de explotar, ves esa Grecia agotada y humillada por culpa de las políticas de la troika, los movimientos xenófobos y los radicales fascistas que culpabilizan de todo siempre al más desgraciado; da lo mismo donde te encuentres, si a un lado de una costa u otra de ese gran cementerio que se está convirtiendo el Mediterráneo, siempre habrán algún canalla que se creerá con derecho para decidir sobre la vida y muerte de alguien que solo quiere tener un futuro mejor, puf, creo que al final me voy a meter en un jardín sin flores.
Márkaris no da puntadas sin hilo nunca, escriba sobre lo que escriba o la época elegida, sus 78 años y todo lo vivido le dan venia para hacerlo y explicarnos que por aquí no vamos bien, que todos deberíamos ser un poco como el padre Ioannis, un cura que muera por nuestro pecados aunque no se levantará de entre los muertos y solo por alimentar al hambriento sin mirar su pasaporte.
Márkaris es un fijo en este blog, lo es por derecho propio y por historias como las que ha escrito en esta pequeña colección de relatos.

sábado, 13 de febrero de 2016

La Vida Sexual se las Gemelas Siamesas




Irvine Welsh
Editorial Anagrama
ISBN: 978-84-339-7937-7


Todos tenemos en mente los cuerpos esculturales con los que nos bombardean en EEUU pero como buen país de contrastes se pasa de un extremo al otro con una facilidad pasmosa, obesos mórbidos con vigoréxicos tan enfermos como los obesos en su afán por la comida sana. Y de algo de eso va esta novela escrita por el escocés Irvine Welsh, escritor conocido por sus obras como Trainspotting y otra larga lista ya editadas por Anagrama.
La entrenadora personal Lucy Brennan se topa con un intento de homicidio y sin quererlo ni beberlo se convierte primero en heroína y 24 horas más tarde en una salvadora de criminales y todo por culpa de una artista obesa y deprimida, Lena Sorensen, que la filma con su teléfono móvil todo lo que aconteció a Lucy con los presuntos asesinos.
De ese encuentro y de la confianza que desprende Lucy, Lena la contrata como entrenadora personal para perder todos esos kilos que ha ido acumulando por culpa de una relación fallida con Jerry, su novio de la universidad y un maltratador de libro; relaciones sadomasoquistas, familias que premian con comida los éxitos de los hijos o la exigencia deportiva porque solo se puede ser primero porque ser segundo es perder sin darse cuenta de que son chavales o chavalas, lesbianas o bisexuales que no terminan de tener clara su sexualidad, dildos y comida por todos lados conforman el resto de protagonistas de esta novela.
Confieso que me una novela con mujeres protagonistas pero escrita por un hombre y que lleva el estereotipo masculino de la sexualidad es poco "creíble", no termino de creerme las relaciones homosexuales/lesbianas de Lucy pero lo digo sin saber y pensando que una relación entre dos mujeres no puede ser lo mismo que la relación con un hombre pero con pechos y por eso pienso que se deja llevar por su propia fantasía más que por lo que debería ser y ese si me parece un fallo de peso a pesar de ser una buena historia.
Con todo y tomando como obra previa "Trainspotting" los personajes de Irvine tienen garra, son desbordantes, ya sea la blanda pero guerrera al fin y al cabo de Lena o la impenetrable pero igualmente "tierna" Lucy, son personajes que viven en esa locura de vida americana que es el sexo, la comida, el físico envidiable, los medios de comunicación y los reality y todo, tomando Miami como escenario pero daría lo mismo si fuese California.
De fondo está la historia de una pareja de siamesas que quieren separarse y que es retransmitido por la televisión como si fuese una historia de importancia vital para el país, ya que una de ella tiene pareja pero no es la novia de la otra y lo que sería algo fácil para el resto de los humanos para ellas dos es un terrible problema porque la separación puede suponer la muerte de una de ellas en la operación de separación.
Lucy es una psicópata de libro y me la imagino en cualquier gimnasio del mundo entrenando a sus alumnos a los que odia profundamente; Lena es otro modelo de mujer manipulable de manual; lo impresionante es el proceso de transformación de ambas, porque de una forma u otra las dos al final se necesitaban para sobrevivir, cada una por diferentes motivos, pero que se complementan,
La novela tiene algunos pasajes muy divertidos y jocosos, pero en líneas generales, a mi me causa cierto pavor a pesar de tener un final estupendo, ese pavor se debe más a las relaciones entre Lucy y Lena y lo que las rodea, los padres de Lena tan sobreprotectores o el pasota y competitivo padre de Lucy, un escritor de novela negra y ex-policía retirado.
La profesión de Lena también puede chocar, pero es muy interesante ver como evoluciona desde la pintura a la escultura y sus motivaciones, por cierto, si sentís simpatía por Jerry después de leer su vida y milagros, conozco un sitio donde te pueden dar un martillazo en la cabeza para arreglarte esa anomalía cerebral.
Si recordáis Traisnpotting y os gustó, aún siendo distinta temática, por la forma os gustará seguro, no os dejará indiferentes,