domingo, 22 de diciembre de 2013

Muerte Súbita



Álvaro Enrigue
Editorial Anagrama
ISBN: 978-84-339-9769-2

Estamos ante una obra muy curiosa e interesante, en un hipotético enfrentamiento tenístico -si, de tenis- entre un joven Caravaggio y un prófugo Quevedo en las maravillosa plaza de Navona, estamos entonces en la preciosa y maravillosa plaza de Navona de Roma, en un duelo que se ha trucado en un enfrentamiento a tres sets se enfrentarán estos dos grandes genios del arte; no entiendo muy bien la forma que tiene de ver Enrigue al genial poeta, denoto ese poso de "cariño" arraigado en ciertas partes de América, Caravaggio era un verdadero golfo, un asesino confeso que tuvo puesto precio a su cabeza por duelos y muertes en extrañas circunstancias que le llevaron a huir de Roma primero y de Malta después; mientras el bardo de gafas estuvo en prisión precisamente por meterse con el poder establecido, no me encaja eso de que se convirtió en un homófobo, antisemita y nacionalista español, en los tiempos que corren esto último me suena tan mal y es que además me parece del todo infundado y sin sentido; si sus fuentes son sus peleas con el sevillano Góngora pues tampoco puedo entenderlo pero vamos a dar por bueno las palabras que escribe el autor en las que dice que no hay nada histórico en esta novela, ni los hechos que cita de Cortés, su hija, el conde de Osuna, Ana bolena o Cuauhtémoc; su antisemitismo se puede entender por los tiempos en los que vivía el poeta pero analizar un personaje con los ojos del siglo XXI es una injusticia absoluta.
La obra arranca con la decapitación de la reina Ana Bolena de manos de un verdugo y mercenario francés, del pelo de la malograda reina se construirán unas pelotas de tenis -como era costumbre-, a su vez Malinche trenza un escapulario para Cortés con el pelo de Cuahtémoc y el mundo de ensancha de forma exponencial al contacto de dos imperios; ¿qué pudo pasar para que el poeta y el pintor se citen en un duelo que se torna un partido de tenis y que se relacionen con los indios nahua o las mitras hechas de plumas de aves?
Entre juego y juego se cuelan las historias que tejerán esta novela y el motivo por el que se han retado el poeta y el pintor, la historia de unas pelotas de tenis hechas con el pelo de las tranzas de una reina que van pasando de mano en mano o como Caravaggio se sirve de los seres más bajos del escalafón social para ser sus modelos en los cuadros que le encomiendan, poco a poco se va engranando y tomando sentido y comprendes como la caída de Tenochtitlán  supuso el fin de algo o mejor dicho, el comienzo de algo nuevo.
Estamos ante un instante nuevo, la explosión del barroco sin los metales de América hubiera sido imposible, sin América Europa no habría sido lo que es hoy, el tenis o juego de pelota es una excusa, el concilio de Trento es el contrapunto religioso, un instante que sólo el que ha estudiado la historia de España puede darle la importancia real que tiene pues se convirtió en el pilar de una fé contra la que luchaban todos, desde los "enemigos" naturales hasta los aliados lógicos, empezando con Francia que se aliaba con los turcos para socavar el poder de los Austrias o la misma Venecia e incluso el mismísimo papado; creo que la maldita leyenda negra ha terminado calando hasta en nuestra propia forma de ver la historia y con esto apunto un pequeño detalle, se quemó a más "brujas" en los países de Europa que en España y por si acaso alguien tiene dudas, la Inquisición no fue un invento español, que se lo pregunten al espíritu de lo cátaros franceses.
Me estoy perdiendo, todas estas reflexiones vienen a cuento a que no me gusta nada en absoluto a como nos ven o como quiere reflejar a los españoles en la novela; en absoluto Caravaggio era un tipo moderno por como veía la modernidad o la celebridad, era un perfecto vividor, pendenciero y un genial pintor, pero en la novela me parece como un partido de fútbol con árbitro muy casero y que no puede remediar su antipatía por uno de los dos oponentes. Al estar en un formato de tercera persona que a veces parece un estudio que más que una novela te mantiene pegado a la trama, esa forma de intercalar hechos aparentemente inconexos te refresca la mente en un ejercicio de atención relajante; con todo yo la dejo ya acabada entre mis libros con mal sabor de boca, en un arrebato de afirmación patria que seguramente sea un error no puedo por menos que quejarme, la historia podemos verla de mil forma pero no podemos ser tan torpes de dar por buena la forma de verla tan holandesa y británica que nos meten por los ojos muchos escritores de novela histórica o la nacionalcatolicista de los años posteriores a nuestra guerra civil, seguro que en el punto medio hay un equilibrio más próximo a la realidad y cierro con una anécdota personal de mi paso por Perú, pasamos por la localidad de Pucará, pueblo de los Kalasaya que fueron derrotados por los Incas, el guía se emperró en decirnos que los incas era un pueblo pacífico que vivía en paz con sus vecinos -no se lo cree él ni harto de hoja de coca- que sus dioses asimilaban a los de los pueblos conquistados pues este se llamaba "El degollador", pues eso, pacíficos.


miércoles, 18 de diciembre de 2013

Estoy Mucho Mejor



David Foenkinos
Seix Barral ediciones
ISBN: 978-84-322-2027-2

Seducido por el "buenísmo" de la contraportada me llevé este libro y acabado en un tris, no tanto por lo maravilloso que pudiera ser sino más bien porque era entretenido, no como para arrebatarte pero si lo suficiente para vivir las desventuras de este pobre arquitecto con dolor de espalda con una sonrisa en la cara.
Me resulta curiosa la invasión francesa en el mercado editorial español de obras positivas y que parecen escritas exclusivamente para elevar el ánimo del lector para enfrentarse a la vida con mayor energía, si me dijeran que es una cofabulación editorial para que no pensemos en la crisis casi me lo podría creer; el nivel de las obras que ha caído en mis manos hasta la fecha ha sido satisfactorio, algunas con mayores dosis de "buenismo" que otras pero todas cumplen con creces ese motivo "oculto" de elevarnos la moral.
Estamos ante un "cóctel" con muchas escenas divertidas de una aparentemente devastadora situación, si lo tomas como algo improbable la cosa funcionará, no sé si porque en España la gente madura que pierde el trabajo se las ve y se las desea para encontrar otro o porque cuando alguien maduro se divorcia, encontrar a alguien es también tarea de titanes; no es posible tomarse la novela en serio y si así se hace, lo pasarás bien, pero si no lo haces, entonces te terminará cabreando tanto como con los libros y mensajes que ahora están proliferando de que sólo uno puede ayudarse, dile a una persona que lleva 30 años trabajando en una empresa haciendo siempre lo mismo que se haga autónomo, a la mitad les entrará la risa si es que no te pega un guantazo.
Vamos a la trama, imagínate que una mañana te levantas con un persistente dolor de espalda que no remite y que cada vez duele más, que tu compañero de trabajo, Gaillard, te está poniendo palos en la rueda siempre que puede en su afán por medrar, que tu padre no deja de minusvalorarte y que tu matrimonio se ha vuelto tedioso a pesar del cariño de tu compañera; el dolor no remite y vas al médico, te hacen prueba tras prueba -aquí otra quimera, ya quisiera la gente que en la seguridad social las cosas fueran tan rápidas- y no ven nada y le sugieren un dolor por motivos psicológicos -aquí ya empezó a dejar de gustarme, se que hay personas que sufren ese tipo de dolencias pero que son las menos, cuando las cosas van mal los "iluminados" dicen que el cuerpo lo refleja, toma pues claro, pero tal y como dicen- pero como en todas las crisis tiene que haber un detonante, pero nuestro protagonista se da cuenta de que son muchas cosas y no solo una por lo que la agresión a Gaillard le proporcionará sólo un cierto alivio y en un chorro de escenas algunas hilarantes con comentarios agudos vas pasando por los dolores de esa espalda, ver si no la lista que hace empezando por el rechazo de Sophie a que asistiera a su cumpleaños siendo un niño, enfrentarse con sus padres, romper civilizadamente su matrimonio con su esposa Elise rompiendo toda la vajilla, conocer la casa de su hija, Alice, y su novio, visitar a su hijo en NY, Paul, para comportarse como un padre piensa que debe hacerlo o volver a ver a la mujer con la que sueña y que ha conocido en un magnetoterapeuta, Pauline; pienso que mi animadversión a todos los terapeutas alternativos influye a verlos como vendedores de humo, ya sea en la novela o en la vida real.
El contrapunto a su vida está en la pareja formada por Edouard y Sylvie, dos personas que no pueden vivir separadas y que son sus mejores amigos.
En fin, con una historia divertida pero poco creíble, no conozco muchos arquitectos despedidos que encuentren o les supliquen que trabajen en la reforma de un hotel en un abrir y cerrar de ojos, pero que puede hacer que nos planteemos nuestra vida, que no nos la tomemos de forma tan dramática -se ve que el escritor no ha ido a las casas de los que lo están pasando morado en España-, que a lo mejor la solución a problemas aparentemente sin solución la tienen y son más sencillas de lo que parece.
En pocas palabras, una novela divertida en la que hay cosas que muchos querríamos hacer, pero que no nos la podemos tomar en serio, ojo, lo digo por a quien se la pensáis regalar.

sábado, 14 de diciembre de 2013

El Francotirador Paciente



Arturo Pérez Reverte
Editorial Alfaguara
ISBN: 978-84-204-1649-6

Esperaba que Pérez Reverte hubiese publicado la última entrega del capitán Alatriste y me sorprende con esta novela "urbana" y como uno no es de piedra y me gusta lo que escribe este autor aunque sea en una servilleta el menú del día pues a por ella me fui, la terminé el fin de semana pasado y hasta hoy no he podido publicar mi reseña pero está fresca en mi memoria.
No os dejéis engañar por el título, hasta el final pensaréis que no tiene nada que ver, ays almas cándidas, terminarlo y entonces lo entenderéis, veréis a esos carniceros de Sarajaveo escondidos en apartamentos bombardeados esperando sin moverse durante horas a que pasara su presa; la diferencia esencial es que mientras esos asesinos disparaban indiscriminadamente a la población civil en esta es una formidable coincidencia la que hace que llegue Sniper y Lex a conocerse, pero no os destrozo la trama y me paro.
Un editor de arte muy famoso pone en manos de Alejandra Varela, Lex, el trabajo de localizar y hacer una propuesta a un grafitero que nadie conoce su cara pero que goza del respeto de la calle, con propuestas a otros grafiteros que rozan lo delictivo y peligroso les lleva incluso a algunos de ellos hasta la muerte y es la muerte de uno de ellos y que es hijo de un industrial de cierta posición lo que hace que Sniper se oculte pues tiene precio a su cabeza, en un viaje que le llevará desde la calles de Madrid -para los que no lo seáis había cierto grafitero famoso ya fallecido llamado Muelle que aparece en la obra y que a la gente de mi generación les sonará y del que por cierto solo quedan dos de sus firmas, una en la calle Montera que todavía puede verse- a Lisboa, Verona y Nápoles y siempre con Sniper en su punto de mira, precisamente la firma que usa este grafitero que parece que lucha contra todos y contra el mundo.
La novela te brinda la oportunidad para plantearte este tipo de arte a partir de las conversaciones que mantiene Lex con los diferentes protagonistas y quizás te haga verlos de otro modo, no ha sido mi caso, partiendo de la idea de que todo lo que ahora se llama arte "moderno" muchas cosas me parecen una estafa y una tomadura de pelo me hace que lo vea de un modo muy receloso todo ese movimiento, no lo entendí en NY como tampoco entendía el ochenta por ciento de las obras que estaban expuestas en el MOMA, pero es que uno es muy de Caravaggio o Velázquez, rarito que es uno. Me gusta Lex, me gusta su personalidad, me importa tres pepinos con qué o quién se acueste, me gusta porque es una mujer que estaba enamorada de una persona que le gustaban las sonrisas de los niños, los delfines, una persona que se fijaba en el brillo que hace la luz en los cabellos de la persona que ama o los cachorros que ladran por un juguete, una mujer tierna que quería decir que ella estaba allí; me gusta Lex porque es capaz de esperar, de no dejarse llevar por ese alma siciliana que tenemos todos los que pensamos con los pies y razonamos con el ombligo en lugar de la cabeza, me gusta Lex porque a pesar de llevar a cabo su mayor deseo tuvo remordimientos.
Como todas sus obras está muy documentada para no dejar nada al azar y para que te centres en la historia, para que solo veas el papel de Lex, Bicarrués -el que pone precio a la cabeza de Sniper y padre de un seguidor de andanzas de Sniper- o el mismo Sniper, es muy fácil sentir empatía por alguno de los personajes pero no creo que ese el objetivo pero seguramente sin proponérselo lo consigue, ¿he dicho que me gusta Lex?, jeje.
Os dejo en manos del académico, se que tienen tantos seguidores como detractores, quizás estos últimos tengan menos críticas para con él en esta obra, lo sospecho. No os dejéis engañar por lo aparentemente simple de la trama, acabarla y lo que parecía una novela de una chica que persigue a un grafitero se convertirá en otra cosa.

viernes, 6 de diciembre de 2013

Los Pecados de Nuestros Padres



Lawrence Block
Editorial RBA
ISBN: 978-84-9006-665-2

He llegado a las serie de novelas de Matthew Scudder de chiripa, en concreto a la tercera de la serie y que seguro que repetiré con este escritor y su policía neoyorquino retirado. Es una novela escrita a mediados de los años setenta y ambientada en esa época, se hace extraño ahora que los teléfonos móviles o internet nos invaden la carestía de estos medios para estos personajes y los medios de los que han de valerse para resolver un caso y eso hace que la novela tenga un gusto más delicioso pues obliga al escritor a trabajarse los perfiles de los personajes como si de una cámara de 3D futura se tratase porque son personajes que huelen, roncan, se afeitan y se cortan y hacerlo tan real está al alcance de muy pocos.
Estamos ante una novela negra de corte "clásico", expolicia que no es un investigador privado al uso porque sólo coge los casos que le apetece, separado y fuera del cuerpo por una muerte accidental de una niña que le dejará marcada, algo alcohólico pero aún así un tipo "recto" dentro de sus parámetros morales, que cuida de la gente que quiere a su manera y que tiene una idea muy clara de lo que es el bien y lo que es el mal; quiero hacer un inciso en algo que me ha parecido muy curioso, uno de los protagonistas de esta novela es un predicador -protestante por tanto- y Matt es un tipo digamos ateo pero que visita las iglesias católicas y me gustaría que vieseis el detalle del porque lo hace porque si habéis viajado a países donde los cultos católicos y protestantes conviven pasa algo así -os toca leerlo, jeje, no os lo pienso contar-.
El arranque de la novela es prometedor y ya te cautiva desde la primera página pero es que la pluma de Block es muy buena y un digno heredero de Hammett, os voy avisando, una guapa joven aparece asesinada a navajazos en su apartamento de Greenwich Village, su compañero de piso aparece ensangrentado hasta las orejas de la sangre de Wendy profiriendo gritos de que ha tenido sexo con su madre; detenido por la policía inmediatamente en un caso aparentemente de libro se ahorca en su celda con lo que queda el caso cerrado pero el padre de Wendy no lo tiene claro y pide ayuda a Matthew Scudder para que le ayude a comprender que ha pasado; en un labor investigador o sabueso que no ceja nada al azar irá descubriendo la vida de Wendy, una chica con éxito con los hombres y que no es una prostituta típica, una chica que busca a un padre perdido en la guerra y en el que se reflejan aquellos hombres adultos que la visitan; su relación con compañero de piso Richie mostrará que era algo tan simple como que ella necesitaba un equilibrio moral en su vida y nada mejor para ello que un chico gay con fuertes convicciones morales que tenía problemas para asumir su sexualidad y que la relación con su padre era harto difícil; Matt tendrá que viajar a los sórdidos pubs de ambiente en NYC o a visitar a la antigua compañera de piso de Wendy para descubrir a la verdadera Wendy y tener que explicarle a su padrastro que mucho de lo leyó en los periódicos sobre su querida hijastra era verdad, pero no todo.
No esperéis grandes florituras en su forma de escribir, sus diálogos son precisos y golpean como un boxeador en la cabeza, no deja nada al azar y todo ello llevado por un tipo que se autocastiga como llevando el peso de la culpa del mundo en sus hombros pero sin querer hacerlo, en fin, que si caéis en las redes de Block seguro que quedaréis prendados y si encima gustáis de novelas que no se eternizan entre miles de hojas, pues estáis condenados a leeros hasta la contraportada.

lunes, 2 de diciembre de 2013

El Proyecto Esposa



Graeme Simsion
Ediciones Salamandra
ISBN: 978-84-9838-554-0


Os presente un interesante libro para pasar un rato muy agradable de lectura, antes voy a poneros en alerta pues me considero un poco friki y a lo mejor no os seduce, no llego al extremo de ser un nerd porque si antes me sentía raro por motivos que no vienen al caso ahora hasta casi presumo de ser raro -tampoco es que sea así pero para que os hagáis una idea- fiel seguidor de la serie "The big bang theory" y en en esta novela hay muchos paralelismos y eso fue lo que me animó a empezarla nada más comprarla, jugando con el género romántico consigue construir una divertida trama de un profesor con síndrome de Asperger con mucho humor, ironía , cierta crítica social sin pasarse o un poquito light de forma que no se te hace un panfleto asambleario y te apetece seguir leyendo.
Éxito de ventas allá por nuestras antípodas australianas creo que es el primer libro que me zampo de este continente y me lo he pasado muy bien y no dudo que vosotros también lo disfrutaréis; vamos al tajo; nuestro protagonista se llama Don Tillman, es un profesor de genética que padece el síndrome de Asperger, un tipo que rige su vida por el orden, soltero, de difícil trato social por no decir otra cosa pero que se hace querer, es muy parecido al Doctor Sheldon Cooper de la serie TBBT que os citaba al principio, no voy a decir que sea un encanto de tío pero al menos es divertido y peligroso en algunas situaciones -por cierto, maestro de Aikido que sepáis que no es posible ser agresivo con esta técnica marcial, yo la he practicado y salvo que haya un ataque previo no hay forma de agredir a nadie-, a pesar de estas pegas es un tipo bien parecido aunque vista raramente, deportista que se mueve en bici y practica aikido y karate, que se cuida en su alimentación, con un futuro económico resuelto y a pesar de todo no es capaz de encontrar pareja; su gran capacidad de racionalizar las cosas le hacen que se ponga manos a la obra en la búsqueda de una esposa y para ello realiza un examen/test para poder seleccionar a la mejor candidata, un test que incluye de todo, desde hábitos de fumar, alimenticios, nivel educativo, etc, "gracias" a ese test en el que es ayudado por Gene y su pareja -compañeros en la universidad- va eliminando todas las posibles candidatas no aptas pero en ese trabajo se cuela una mujer del todo "no apta" y que suspende su examen a la primera y que le pide ayuda para localizar a su padre biológico y del que solo sabe que es médico; arranca entonces un sin fin de situaciones a cada cual más graciosa en la búsqueda del ADN de los posibles candidatos; en una aventura que le rompe su vida medida al milímetro y en la que se dará cuenta de que hay gente distinta de él, que siente siente y padece y que terminará por "contagiarle".
El personaje de Don es divertido y tierno a veces a pesar de comportarse como un ladrillo, Rosie es un encanto y el polo opuesto de Don y por eso funciona la química entre los dos personajes, Gene y su esposa son también un contrapeso en la vida de Don que le hacen que tenga un poquitín los pies en el suelo; de todos modos a mi Gene me parece un cretino pero ya me diréis. 
La novela no es muy larga, en pocos días podéis devorarla y el tono cómico la hace ágil y el verse manejar a Don con las demás personas es genial en muchas de las partes, el encuentro en el restaurante la primera vez con Rosie es genial cuando derriba a los gorilas de la puerta, o como se ve dentro de un bar gay donde trabaja Rosie; ver como se descontrola Don cuando está con Rosie sin saber cual es el motivo es realmente delicioso, lo que si quisiera ver es que cambia Rosie por Don porque los cambios de Don son evidentísimos y lo que te queda claro es que al final por cierto tipo de cosas, hacemos verdaderas  tonterías.
Miedo me da lo que Sony pueda hacer de esta novela porque ha comprado los derechos pero quien sabe.
Muy, muy recomendable.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Hasta Luego, y Gracias por el Pescado



Douglas Adams
Ediciones Anagrama
ISBN: 978-84-339-7680-2

Llego a la cuarta entrega de la "trilogía" protagonizada entre otros por el terrícola Arthur Dent, en un cambio de registro de Adams nos encontramos con una historia de "amor" y digo bien, "amor" y cambio de registro; si raras os parecieron las anteriores aventuras de Arthur os chocará esta entrega eso si, diferente y preparando el salto para lo que puede deparar la última entrega; más directo por las formas o el pretendido objetivo de Arthur que se enamora de una joven que va viajando dormida en una furgoneta con su hermano, Fenchuch, se hace menos rara precisamente por eso, porque el amor parece que ha llamado a su puerta; hasta el neurótico Marvin -mi protagonista favorito de la serie- se comporta de una manera menos extravagante y depresiva, ays que me lo devuelvan por favor aunque viendo el desenlace lo veo complicado.
En esta entrega echareis de menos un poco de menos a Ford Prefect que si sale pero no acompaña a nuestro aventurero galáctico y que le busca telefónicamente desde no se que galaxia y de la que se podría entresacar la conversación que tiene con las operadoras con las que habla tratando de que le conecten con Arthur, es que me recuerda a nuestros servicios de atención telefónica que tenemos ahora; Marvin aparecerá al final donde morirá feliz después de ser 37 veces más viejo que el universo conocido después de que le hayan cambiado todas las piezas repetidas veces y tras pronunciar la frase del creador "creo que me siento bien" y en con el que se encontrarán viajando como polizones junto a Ford Prefect y Fenchurch hasta el planeta donde está escrito el mensaje final de Dios; debo señalar que ciertos argumentos empleados en anteriores novelas vuelven a aparecer, como el número 42 o la célebre guía del autoestopista galáctico; el caso es que Arthur cae en un planeta donde está lloviendo copiosamente haciendo autostop, poco a poco reconoce que al planeta que ha ido a parar es a la Tierra y que no ha sido destruida por lo vogones pero lo que si ha pasado es que han desaparecido los delfines, cuando llega a su casa, atascada su puerta de publicidad del tiempo pasado -8 años en tiempo real, indefinido para nosotros como lectores en esa nueva realidad pero aparentemente después pero sin que hayan destruido la Tierra- recibe un regalo, una pecera en la que puede leerse "Hasta luego, y gracias por el pescado"; la aparición de Fenny, Fenchurch, en la vida de Arthur será todo una novedad, le veremos moverse torpemente para ligar con ella y con la que viajará hasta California para saber que ha pasado con los delfines entrevistándose con Wonko el cuerdo, la enseñará a volar o hará el amor mientras vuelan sobre Londres, todo ciertamente muy Monthy Phyton -por cierto que van a volver a actuar juntos-.
Por ciertas críticas que he leído al respecto de esta entrega, parece ser que Adams fue "forzado" a entregarla antes de tiempo y en ese instante sufrió cierto cambio con respecto a como veía la tecnología, confieso que o bien para mi ha pasado mucho tiempo o no me he dado cuenta, no la veo escrita con desgana por lo que se refiere a la primera afirmación aunque si es más directa y respecto a la segunda, pues no veo ese cambio o quizás es que veo tan humanamente delicioso al ya difunto Marvin que no soy capaz de verlo.
Me queda una entrega que caerá dentro de un tiempo, más que nada porque la pila de libros pendientes está sujeta por un extraño equilibrio y no se si se me caerá en la cabeza.
Solo para los que se hayan leído las otras entregas o sino no se enterarán de nada y a veces, los que nos leímos las anteriores, tampoco nos enteraremos de nada, jeje, así es el humor de Adams.

viernes, 22 de noviembre de 2013

El Caso Collini


Ferdinand Von Schirach
Ediciones Salamandra
ISBN: 978-84-9838-552-6

Llego a un número mágico dentro de este pequeño espacio, es mi entrada número 200, heredero de otro espacio mucho más pequeño del que no he podido nada más que guardar el listado de los títulos que cayeron por mis manos y de los que probablemente sólo se acordará Carmina.
Esta es la primera novela de Von Schirach pero los asiduos recordarán dos libros de relatos cortos de este mismo autor que a mi me causaron sensación, sus formas y brevedad son sus armas, un lenguaje claro, detallista tanto que no parece de un profesional de la abogacía en el que incluso cuando explica una ley -la que sirve de estudio en la novela- es clara y no hace falta entender nada de leyes para comprender.
El protagonista de esta novela es un prometedor abogado joven, Leinen, que se apunta al turno de oficio para poder cumplir su sueño de ser un buen abogado y no un chupatintas de oficina y que tiene por "suerte" defender a un hombre que ha matado a un rico e influyente hombre de negocios sin un aparente motivo para hacerlo, para complicar la situación la víctima está vinculada con el joven Caspar Leinen y en ese juego, conoces la infancia de este abogado, sus amistades y amores de juventud mientras trata de esclarecer el asesinato y la poca disposición de Collini que no quiere declarar y tampoco quiere defenderse.
Solo con el transcurso del pasar de las páginas, Fabrizio Collini se vuelve una persona de carne y hueso, un hombre golpeado por los rigores de la guerra y después por la burocracia legal y los artificios que hacen algunos mandamases para librarse de todo y esto es motivo de reflexión porque lo estamos viendo aquí con esa vomitiva ley de la amnistía fiscal de hace bien poco, pero vamos a la novela que no quiero envenenarme con las ideas de ciertos políticos patrios.
Como siempre digo, no es necesario buscar un malo con terribles problemas metales para hacer un formidable relato, basta tener una buena idea y tejer una buena historia, lo otro me parece artificial y carente de imaginación.
Como en las otras obras de Schirach la línea entre el bien y el mal es muy difusa, nada es tan blanco o tan negro como nos lo cuentan o vemos y basta con señalar la conversación que tiene con el abogado de la acusación, Mattinger, cuando dice que sólo conoció a dos hombres decentes, uno muerto hace 10 años y el otro internado en un convento y todo en una relación de admiración por parte del abogado novato pero cordial y sin disputas cuando se enfrentan en el estrado. 
No debemos olvidar de que Schirach es nieto de un nazi convencido y condenado en Nuremberg y eso explique muchas cosas.
El papel de Leinen tiene mucho de Quijote, un hombre en busca de la justicia, seducido por cantos de sirenas de bufetes de prestigio o los besos de un amor de juventud pero el no ceja, tiene claro que a pesar de sus primeras dudas sobre si defender a Collini o no, el si quiere ser un buen abogado debe aislarse de su yo individuo y defender a esa persona y si leéis la novela, es que no quiero destriparla porque si cuento más os la desgracio, defenderlo por encima de todo en pos de la justicia, una justicia como concepto humano, real y tangible; digamos que sales como cuando ves una película de esas de abogados donde al final ganan los buenos y quieres hacerte abogado a pesar de que el latín te suene a chino o la única ley que te aprendiste de memoria es la de la Boyle-Mariotte de los gases perfectos.
Como protesta personal pero lógica dentro de la construcción de la trama, Leinen visita un archivo que le ayudará a resolver el caso pero que no sabes de que se trata hasta el final y eso es "malvado" por su parte.
En resumen, una gran novela, cortita, intensa, que te deja sabor agridulce -ideal, para que no separes los píes de suelo- y con ganas de seguirle la pista, si es que sigue con la saga, a este abogado; creo y tal como están las cosas, que va a ser a único alemán que le seguiré la pista.


domingo, 17 de noviembre de 2013

El Síndrome E



Franck Thilliez
Ediciones Destino
ISBN: 978-84-233-2797-3

Os presento un thríller terriblemente turbador, en los tiempos en los que vivimos estamos expuestos a peligros que desconocemos y que por estudiados no dejan de ser cuando menos preocupantes, no sé si estaréis al tanto de la publicidad subliminal y de su prohibición, no es precisamente el caso pero tiene cierta vinculación, imaginas que algo puede hacer que mediante un estímulo externo nos convierta en carniceros sin escrúpulos ¿no estaríais un poco acongojados?.
Lo mejor de todo es lo que nos plantea pues no creo que sea una novela que pase a los anales de la historia pero tiene muchas cosas buenas para tenerte pegado a la hoja desde la primera página hasta la última, por cierto, el escritor recurre a cierto artificio televisivo para que te quedes pegado a esta pareja de investigadores que se enfrenta a este extraño caso, de modo que estáis avisados, jeje.
La trama se va desarrollando con cierta lógica y naturalidad, no hay sorpresas "tramposas" y aún así es emocionante y trepidante; no la he querido catalogar como novela negra porque creo que no lo es, quizás los quisquillosos vean forzada la relación entre el comisario Franck Sharko -por eso de tiburón- y Lucie Henebelle, más que nada porque se ve a una mujer escarmentada con sus relaciones con los hombres y volcada con su trabajo y Sharko es un esquizofrénico y por eso creo que no parece muy lógica.
El comisario Sharko puede ser un D. House, buscándole una equivalencia televisiva, y se le puede sentir cierta simpatía, quizás por mi afinidad por policías tipo Montalbano o Jaritos no termine de cuajarme este francés viuda que ha perdido a su hija; en cambio si me gusta más la teniente Henebelle, una persona que cuida de su familia y que sólo le pongo la pega de siendo una mujer fuerte al final se comporta como una dama de telenovela en los brazos de Sharko.
Vamos con la trama, la novela arranca con la aparición de cinco cuerpos a los que les han extraido el cerebro, los ojos y les han mutilado de tal manera que es imposible su identificación; a su vez, un viejo amor de la teniente Henebelle se ha quedado ciego temporalmente tal el visionado de una extraña película de un coleccionista que ha muerto recientemente; los dos casos están relacionados  y pone en contacto al comisario Sharko y a la teniente Henebelle, después de un comienzo difícil ambos congenian y descubren una trama que les llevará desde El Cairo hasta Montreal, a encontrar vínculos de estudios sobre el comportamiento humano de la CIA y los servicios secretos franceses o el gobierno canadiense y sus hospicios o manicomios y todo ellos partiendo de una extraña película que esconde imágenes subliminales que incitan a una violencia desenfrenada; es la eterna lucha del bien y del mal, donde el mal no es consciente de su propia e intríseca maldad -las matanzas de Ruanda o los campos de exterminio nazis-, hecha para atrás la eterna cantinela de las conspiraciones del poder para tener a la población controlada y es que ese tipo de argumentos a mi me sacan de quicio, creo que para crear una buena trama no hace falta buscarse cosas tan retorcidas, pero quitando esta pega, la trama es interesante y absorbente.
La cooperación de ambos policías les llevará hasta los estudios de un cineasta francés y lo que el llamó el Sindorme E, algo así como un estímulo que activa cierta parte de nuestro cerebro para convertirnos en unos asesinos sin conciencia; lo que hace de esta trama algo angustiante es que podamos ser tan manipulables -cosa que dudo-, que como individuos tengamos tan poca capacidad de decisión -cosa que también dudo-, en fin, con este libro que comienza lo que parece ser una relación "laboral" y algo más entre estos dos investigadores pero que arranca con otros libros anteriores pero que yo no he leído, la serie en realidad comienza con "El ángel negro" pero se puede leer esta novela sin perder ni un ápice de la trama sin saber nada de uno de los principales protagonistas.
En la novelas veréis ciertos componentes muy clásicos de este tipo de novelas, un jefe que ayuda a capa y espada al comisario Sharko a pesar de ver que su matrimonio parece irse a pique y que al final claudica dimitiendo, un protagonista inescrutable que no goza de la simpatía de los poderes superiores, una mujer dura pero que no lo es tanto y que tiene su corazón volcado entre su profesión y sus hijas y todo para al final llegar a una resolución correcta, sin dejar hilos sueltos y clara, cosa que por cierto se agradece pues así como algunas novelas quieres que te dejen algo a la imaginación, en este tipo de thrillers necesitas que te expliquen todo y que llega de la voz de Coline, la hija del médico que estudia el síndrome E y socio del cineasta creador del film origen de todo.
Lo dicho, un best seller para leer al calor de la leña y que recomiendo a todos salvo a los que gusten de paranoias de conspiraciones mundiales, más que nada para evitarles pesadillas nocturnas.

sábado, 9 de noviembre de 2013

Los Años de Peregrinación del Chico Sin Color



Haruki Murakami
Tusquets Editores
ISBN: 978-84-8383-744-3

Os traigo la última de Murakami, el eterno candidato al nóbel de literatura y amado y odiado a partes iguales y entre los que me encuentro entre los primeros.
Estamos ante una novela más corta si la comparamos con otras de su puño y letra, menos "enajenada" que otras obras anteriores y en la que es fácil que el lector pueda asumir en primera persona las penalidades de Tsukuru; una historia creíble, fácilmente transportable a cualquiera de nuestras vidas y creo que en eso estña la grandeza de este nipón, la de transportarnos a cualquiera de sus personajes para que vivamos la historia en primera persona.
A diferencia de otras obras de Murakami estamos ante un final maravilloso, abierto, un final para el que le buscaremos cada uno de nosotros  una continuidad, pues cada uno de nosotros imaginaremos una solución diferente para esa cena entre Tsukuru  y Sara ese tercer día. Acostumbrado a los universos que crea Murakami, estamos con uno más próximo, estamos con un universo más lógico y más "normal", notar que entrecomillo la palabra normal y digo esto por dentro de la imaginación de un escritor la palabra normal debería estar prescrita.
Pensaba citaros una frase del libro pero me ha inspirado tanto que he tenido una "diarrea" creativa y me he puesto a escribir como un mono loco aunque no se quedará de esa cita mañana por la mañana, ya lo veré en mi otro blog de rimas esquizofrénicas, quiero deciros que tenéis ante vosotros una novela con típicos personajes solitarios de Murakami que buscan huir de su soledad, personajes que tienen problemas de soledad como tenemos todos nosotros todos los días, de transición de la juventud a la etapa adulta con los cambios tan radicales que ello supone, y todo sin tener que recurrir a una luna verde o un investigador loco pues Tsukuru es un joven que quiere estudiar para diseñar estaciones de tren, un joven que tiene cuatro amigos que son inseparables y que juntos se sienten fuertes y únicos, quitando el detalle de las estaciones de tren, cambiarlo por vuestros sueños de juventud y seguramente os podréis ver en algún momento de vuestras vidas.
Soldedad, amistad, ganas de morir, la sexualidad que brota en nuestros sueños deseando secretamente a nuestras amigas -o amigos, según sean vuestros deseos y no me preguntéis pero podría hacer una lista de al menos dos amigas con las que soñaba siendo yo un muchachito sin barba todavía-, la sensación de no ser parte del mundo, ¿no os recuerdan vagamente vuestros años de juventud?, pero como todo en esta vida, hay un momento que algo te obliga a moverte, algo que te hace que reacciones y esta es una historia de esas.
Partimos de ciertas constantes de todas las novelas de Murakami, un joven herido, Tsukuru, que ha sufrido un terrible ruptura con sus amigos de toda la vida por algo que el desconoce pues cierto día quieren dejar de verle sin ninguna explicación, un joven sin deseos de vivir y que sin embargo sobrevive, crece, se hace adulto y se sobrepone a esa terrible ruptura y debo recordar lo que puede suponer para nosotros en ciertas edades que los amigos no quieran volver a verte, tras dar un cerrojazo en falso, Tsukuru conoce a nuevos amigos y amigas, nada especial por ese miedo al rechazo hasta que conoce a Sara que le obliga a enfrentarse a esa ruptura sin explicaciones; cargado de cierto valor se decide visitar a sus viejos amigos, amigos que tras la ruptura de ese idílico grupo han seguido sus vidas con más o menos fortuna pues todos ellos han cambiado, el jugador de rugby ahora es vendedor de Lexus, Ao, Aka forma ejecutivos y Kuro se ha ido de Nagoya para casarse con un finés a vivir de hacer platos de cerámica y Shiro, la "culpable" de la ruptura ha muerto estrangulada en su casa. Un grupo de amigos que curiosamente tienen un color en su nombre, cosa que Tsukuru no tiene y por lo que se siente desplazado en ese grupo tan unido.
La vida de los tres amigos vivos va a seguir un guión, el que las vida les depare pero el de Tsukuro no, nos deja un final abierto para que nosotros decidamos que queremos para él, sólo nos limite el aire entre los abedules y por eso el final de esta novela es perfecto y una novela más redonda que otras de Murakami.
Como todo personaje nipón, los personajes de Murakami son contenidos, no son dados a derroches latinos de muestras de afecto, son pasionales pero comedidos, sensibles -aunque algunos no se den cuenta de las evidencias más claras-, es una escritura muy cuidada, muy descriptiva, con detalles que te sumergen en un todo como por ejemplo las piezas musicales de Listz que por cierto le martillea en la cabeza si encontrar una explicación lógica a esa evocación salvo que sea por la afición de Shiro por el piano.
Si no habéis leído nada de Murakami creo que es una novela perfecta para acercarse a él, no se hará tan cuesta arriba como 1Q84 por ejemplo y no costará seguir la historia, digamos que es más ligera pero también más civilizada.

domingo, 3 de noviembre de 2013

La Gente Como Nosotros no Tiene Miedo



Shani Boianjiu
Editorial Alfaguara
ISBN: 978-84-204-1492-8

Traigo esta vez un libro que no dejará indiferente a nadie, a pesar de eso, no muchas personas querrán acercarse a él por la temática pero eso no quita que sea un brillante relato que a mi me ha impactado.
Estamos ante un libro que narra la transición hacia la etapa adulta de tres amigas israelíes, dicho así puede sonar como muchos libros que podemos leer de cualquier otro escritor o escritora pero no podemos olvidar que en Israel el servicio militar es obligatorio para todos, para los dos sexos y que encima es un país en estado de guerra constante. Estas tres amigas, Lea, Avishag y Yael son amigas desde la infancia, completamente distintas, pero amigas al fin y al cabo, pero una amistad forjada a lo largo de los años, las penalidades o las vicisitudes de cada una; deben pasar de que chicos les gustan en el colegio y en un pueblo cercano a alguna frontera por donde ven sobrevolar misiles a controlar puestos de control por donde pasan los palestinos cada día, enseñar a disparar a los nuevos reclutas llegados de la lejana Rusia o controlar una carretera cerrada sobre la que se manifiestan todos los días unos lugareños con la esperanza de salir en la prensa algún día -esto parece ser que está basado en un hecho real-.
La explosión sexual, la tensión entre los compañeros y compañeras, las crisis de identidad, el alcohol, el tener armas en la mano, el pasado de sus padres, sus miedos y temores. No sé si las mujeres podrán verse reflejadas en algunas de las situaciones límites de las tres protagonistas, creo que será difícil pero no debería ser un obstáculo para leer esta novela.
Me gusta que estas tres mujeres que se crían en una aldea de colonos no ven a los palestinos como enemigos irreconciliables, realmente no son ni enemigos, a pesar de que un compañero es degollado en un control, debería ver más como enemigos a sus propios compañeros de armas que una vez retornados de unas semanas en Siria de campaña las tratan vilmente y tampoco, los "disculpan" y esto es quizás lo que menos me ha gustado de la historia.
Las tres mujeres forman un todo, sólo al final te das cuenta de esa suma, no son heroicas, son brutales, en un sueño en busca de su propio futuro, sus lágrimas terminan por secarse para dejar de temer el día de mañana, no es el ejército el que las cambia, son las circunstancias las que las cambian a la fuerza, no optan por algo es ese algo lo que las obliga a optar y eso si causa desasosiego.
No puedo deciros cual me gusta más de las tres porque me las tres tienen algo que me arrebata y son raras de narices, quizás por eso sea yo tan especialito con mis relaciones, jeje, al principio es Avishag la que me entra por los poros, la anécdota del padre en el coche en la playa, pero tanto Lea como Yael, sobre todo Yael al final, cuando las comienzas a conocer a medida que vas conociéndolas de verdad cuando se te meten dentro. Lo que si encuentro chocante o curioso es que entre las tres parece existir una amistad muy "masculina" porque no compiten entre ellas, se ayudan a pesar de no hablarse entre ellas, se cuidan, se apoyan.
Para los que esperan una versión femenina de anécdotas de mili no pueden estar más equivocados, no es eso, es algo muchísimo más profundo; el que esas tres mujeres se vean vestidas de caqui en una edad tan delicada es algo que les pasa a todos los jóvenes israelíes, que se encuentren con un M16 o un M4 colgado en el hombro y con los cargadores hasta arriba de balas es algo por lo que casi todos ellos tienen que pasar.
Quiero dejaros una reflexión que me ha calado que dice "no podemos desear todo lo que vemos, solo lo que podemos tener" y me viene a la memoria multitud de cosas que he deseado con todas mis fuerzas y de las que he tenido que renunciar.
Por cierto, si alguien significa eso de sula que me lo aclare porque he cerrado el libro sin saber que padecía Yael, parece estar relacionado con el dengue hemorrágico pero no tengo ni idea.
En fin, otra obra de gente al límite, en el límite y que sin embargo sobreviven, que te dan lecciones para demostrarte que todo es susceptible de mejorar, que no se debe tener miedo al mañana y que pone los pelos de punta, ¿no es suficiente aliciente?
En la presentación hablan de una novela tensa, romántica y audaz, bien, tensa y audaz no lo dudo, pero no se donde ven el romanticismo.

viernes, 25 de octubre de 2013

¡Muuu!



David Safier
Editorial Seix Barral
web: www.seix-barral.es y www.davidsafier.de
ISBN: 978-84-322-2028-9

Llega a mis manos otra locura más del original escritor alemán del famoso "Maldito karma", de las obras editadas en España menos "Una familia feliz" me las he zampado todas, escritor de un sentido del humor muy peculiar y disparatado te hace pasar siempre un buen rato con historias alocadas y llenas de buenos sentimientos pero si eres seguidor incondicional notarás que baja un poco o que te resulta un poco repetitivo aunque con protagonistas muy diferentes, pues todas las obras suyas son de fueron felices y comieron perdices, pero de vez en cuando viene muy bien leer algo así.
Esta novela es muy divertida, muy original, protagonizada por una vacada comandada por Lolle, una vaca lechera alemana que se siente engañada por su amado toro, Champion, con una coqueta e idiota nueva vaca Susi y en su disgusto se entera que todo el rebaño va a ser convertido en hamburguesas por su dueño, un tipo borrachuzo y que está armado con una escopeta, pero Lolle conoce a un simpático minimo con acento italiano de nombre Giacomo que la convence para fugarse después de salvarle de un terrible perro Old Dog tratara de acabar con su vida y le jurará venganza eterna, por cierto las coincidencias con la película "Chicken Run" empiezan a verse de forma notable en la trama y el papel del gato yo creo que está inspiradísimo en cierto gato de acento andaluz de cierta serie de películas de ogros, ejem, una vez que el gato explica que en la India podrán vivir felizmente. Tras convencer a sólo unas pocas amigas empiezan un tremendo viaje que las llevará a viajar en barco, en avión, conocerán Nueva York, una granja de engorde en Estados Unidos donde las cuidarán con Quianti sin saber que destino las depara, conocerán las nieves eternas del Himalaya e incluso al Yeti, en ese camino lleno de sobresaltos Lolle sabrá que significará la felicidad para ella, lo que significa la felicidad para sus compañeras Susi, Hilde, Rabanito, Champion y Giacomo, pues cada uno de ellos encarna algo diferente y sus deseos son distintos, pero su objetivo es común.
Como todas las obras de Safier el humor es fundamental pero tanto como que la historia acabe bien, digamos que es un emplasto de lechuga para nuestras atribuladas vidas salvo que en esta ocasión quien nos lo descubre es una vaca lechera que tiene un compañero que le pone los cuernos y que la deja preñada de una ternerita blanca; algunas situaciones son hilarantes sobre todo las que afectan a la deliciosa Rabanito, una vaca lesbiana que de puro simple que es es la más feliz del rebaño y la que mejor enfoca todo pues es la eterna felicidad; las partes de la historia sagrada vacuna cierta lo religioso sin ser insultante con aquellos respetuosos de las creencias personales de cada uno, es decir que recurriendo a la sátira ridiculiza la vida actual pero no es irreverente con la religiosidad.
La novela es la típica obra de Safier por lo que si te gustaron las anteriores esta también te gustará, quizás no te guste tanto como las anteriores pero tampoco pasa nada porque se agradece un soplo de humor con los tiempos que corren. Apunta algún crítico que Safier es el Eduardo Mendoza de las tierras del Rin, pero para mi gusto Eduardo Mendoza es mejor, pero para gustos ya se sabe.
Si andáis con el ánimo bajo, astenia otoñal o alergia a las noticias del telediario dejaros de follones y abrir las páginas de esta divertida historia vacuna.

lunes, 21 de octubre de 2013

La Última Noche



James Salter
Ediciones Salamandra
ISBN: 978-84-9838-070-5

Voy a tratar de hablar de un libro de relatos que leí un día antes de irme de vacaciones y debo escribir sobre él evocando sensaciones más que recordando personajes concretos, el libro lo componen diez relatos donde el hilo conductor son las relaciones personales, las relaciones eróticas/sensuales, las relaciones amorosas e incluso las relaciones de familia o de etiqueta, no se si por su experiencia como piloto de combate todos sus personajes son personajes derrotados que viven un instante efímero de felicidad, su particular crepúsculo de dioses, para asumir que tiempos pasados pudieron ser mejores o lamentarse por oportunidades perdidas, en cualquier caso ninguno de los protagonistas son personajes dignos de lástima porque son luchadores de batallas perdidas pero que venden caro su pellejo o por lo menos lo intentan.
Amantes escondidas, vidas paralelas o falsas apariencias, todo sin ser sórdido hacen de los diez relatos un placer digno de dioses, sé que es mi primer libro de Salter pero estoy seguro que no va a ser el último; algunas de los relatos exigen del lector a pesar de ser relatos cortos poner sus dos ojos bien abierto y el ojo de la mente a pleno rendimiento porque sus lecturas piden mucho, su lírica precisa de toda tu atención y dedicación porque no nos confundamos, a pesar de una prosa muy bien pulida, casi fotográfica, estamos ante diez grandes dramas que no precisan de historias terribles para emocionar, el título se lo da el último relato y yo no hubiera elegido este pero tampoco se me ocurre que título le hubiera puesto porque todos son maravillosos, imagino que porque se piensa que este último es el "mejor" pero es que a mi me han gustado todos por igual, quizas la del perro un poco menos pero por ser un poco más tierna.
La intimidad de los personajes puede llegar a perturbarte pues pasa de la alegría desbordante al abismo más profundo y todo en apenas páginas, en apenas dos exhalados de oxígeno mientras respiras, la historia en la que le pide una mujer a su marido que ponga fin a su sufrimiento y descubre porque ha fallado que su marido la ha engañado es tremebunda, te deja sin aire, sin sangre pero es una muestra de lo que os espera; no hay grandes algaradas, no hay dramas operísticos y sin embargo hay grandes aventuras humanas -eso de que la joven se acueste con el protagonista y el suegro me dejó K.O.-, lo que hace Salter es que las historias aparentemente corrientes sean en realidad extraordinarias, un perro de un poeta con el que se emparanoia una mujer o descubrir una mujer los flirteos homosexuales de su marido; observar que no he citado ningún nombre porque lo que me ha dejado el libro pasado el tiempo han sido las sensaciones, las historias.
Ojo porque si te crees una persona afortunada, es posible que tengas que hacer un viaje a tu interior y preguntarte si tu vida "normal" es ta normal como la de los personajes de los relatos.
Quisiera destacar más cosas pero no se como expresarlas y temo que pueda "asustar" a más de uno pero no seáis "cobardes" y atreveros con un libro de verdad, lleno de humanidad por sus poco más de 160 páginas, que cuando apaguéis la luz del cabecero de vuestra cabecera habrá un antes y un después de este libro.


domingo, 20 de octubre de 2013

La Joven del Cascabel



Andrea Camilleri
Editorial Destino
ISBN: 978-84-233-4701-8

Última entrega de la trilogía sobre las metamorfosis mitológicas como las de Pasifae o Leda por ejemplo y de la que lamentablemente sólo he leído esta última, no tienen aparentemente conexión entre ellas por lo que no pierdes en esencia nada; tomando a Guiarlà como protagonista que es un joven que vive cerca del mar y que nada como los mismo peces y que por avatares de la vida y la miseria de sus mayores se ve en la tesitura de ir a las minas de azufre o de pastor de cabras, por el azar y la amistad de su padre con cierto personaje de buena posición acabará cuidando cabras en la soledad de las montañas, en ellas vivirá una particular historia de amor o mejor dicho dos que se fundirán en una sola, lo que algunas mentes seguro están ya presintiendo pues es cierto, pero no lo veáis nada soez porque Camilleri no lo hace, son sentimientos de compañía, de celos a veces en un chaval que encima es cabal y formal lo que le lleva a que sea "promocionado" a mejores empleos pero sin renunciar a la compañía de cierta cabrilla.
Descubriréis como se hacían las cosas en la Sicilia de hace no tan pocos años cuando alguien quería algo que no era suyo y que todavía practican por lo visto. Para Guiarlà será todo un descubrimiento pasar de los "monótonos" colores del mar a la explosión de los colores de campo, aún así seguirá apegado al medio acuático en el que se mueve tan bien, se mueve tan bien  que incluso pesca peces con la boca o sus propias manos, verse libre del servicio militar por "pies planos" le permitirá volver a las montañas a cuidar del rebaño gracias a la mediación del marqués -dueño de todos los rebaños y algo más- y a su vez, conocer a la hija de este.
Otro detalle que me ha gustado es como describe la relación entre los padres e hijos, como la miseria obliga a "vender" a los hijos con falsas promesas que seguro que ni los pobres creerían o como ayudaban económicamente a sostenimiento familiar a pesar de estar lejos.
Guiarlà aprenderá a apreciar la soledad, la confianza en sus jefes es decir, madurará, madurará incluso disfrutando de las relaciones sexuales con las cabreras que vienen a ordeñar el rebaño y que lo hacen sin pedirle nada a cambio, madurará al saberse enfrentar a un ladrón de guante blanco que pretende llevarse unas cabras a cambio de menos de su valor y solo por el poder la coacción, aprenderá que a veces los amigos pasado el tiempo son extraños.
La pluma de Camilleri no es nueva en este blog por lo que no descubro nada nuevo al decir que para mi es verdadera lírica, poesía y canela en rama en todas y cada una de sus páginas, delicioso tiempo de lectura y por una vez, el transfondo de crítica social esta vez es sólo una exposición de lo que había en la Sicila de principios del siglo XX.
Cortita como todas las novelas de Camilleri se zampa en nada de tiempo.
Por si os animáis con las otras dos obras son: "El beso de la sirena" y "El guardabarrera" que espero leer en breve.

Musachi, La Luz Perfecta



Eiji Yoshikawa
Editorial Quaterni
ISBN: 978-84-937009-8-0

Y tercera y fin del camino en su búsqueda del camino de la espada del ronin Musashi, tenéis los dos anteriores partes en fechas anteriores, debo advertir aunque creo que lo ya lo hice es que en realidad una sola obra que la editorial ha partido en tres, para los temerosos de libros de muchas páginas como yo, pues quizás no me hubiese aventurado a leerla pero al estar en tres partes si me atreví con la idea de que si no me hubiera gustado no haber seguido.
En esta tercera entrega llega el tan esperado enfrentamiento entre Musashi y Kojiro, los dos espadachines han crecido en habilidad y destreza, los damios se los rifan para tenerlos a su servicio y mientras Musashi no se deja seducir por esos cantos de sirena el joven Kojiro si lo hace, cada uno sigue un camino distinto para tratar de llegar al mismo sitio, Musashi se centra en sus estudios Zen y Kojiro en la práctica con el acero, ese camino del Zen lleva acompañado muchas más cosas porque en realidad no persigue ser el mejor espadachín, la espada es un medio no un fin para alcanzar la iluminación y para todo ello Musashi deberá aislarse del mundo, dejar a todos sus seres queridos y todo para darse cuenta que a lo mejor tampoco así puede alcanzar un nivel superior del conocimiento, deberá recurrir a su viejo amigo, el monje Takuan, para
que le guíen en su búsqueda pero este parece no querer ayudarle; todo en un estilo de lo más nipón en la búsqueda de la superación personal, en la renuncia del propio yo y los placeres humanos; para algunos se volverá repetitiva y estará como loco por ver ese combate final pero quien dijo que lo de la serie "Oliver y Benji" eran capítulos interminables, pues si nadie lo dijo ya sabéis de donde sacaron la idea, aquí no son campos de fútbol de 1500 metros, son idas y venidas, desencuentro tras desencuentro, relaciones imposibles que parecen contentarse con un "eres mi mujer", en pocas palabras, que quería que se terminase, las historias paralelas de Iori, Jotaro, Matahacho u Osughi casi ya te dan lo mismo y todo por ese interminable enfrentamiento entre los dos espadas.
Mientras Musashi nunca buscaría el enfretamiento con nadie, Kojiro tiene la necesidad imperiosa de hacerlo, de demostrar que es el mejor, todo eso le servirá para poder labrarse un futuro, Musashi no busca la fama, ni la desea e incluso le fastidia.
Son dos personajes completamente distintos, no se parecen en nada pero los dos gozan del respeto de los demás, suscitan odios y temores pensaba decir a partes iguales pero si os fijáis no es así, parece ser que Kojiro es un personaje que suscita más simpatías que el modesto Musashi, en fin, creo que los dos personajes encarnan la forma que tiene  los japoneses de ver como se puede alcanzar el éxito en la vida, pero sólo una de ellas es la buena, la correcta y nunca es la fácil ni la más directa.
Sólo para los que se hubieran atrevido con las anteriores y les gustó esta literatura, ni se os ocurra leerla por separado porque no tiene mucho sentido.

Los Hermanos Sisters



Patrick deWitt
Editorial Anagrama
ISBN: 978-84-339-7865-3

Ya regreso, ya regreso, este es le primero libro de los cuatro que me he zampado en las vacaciones y el comienzo fue prometedor, quizás fuese porque hacía poco había visto la maravillosa "La leyenda de la ciudad sin nombre" y estaba predispuesto para una buena dosis de humor negro y no tan negro de este par de hermanos hijos del mismísimos Barrabás, un western alocado protagonizado por dos asesinos a sueldo que para más inri son hermanos, dos hermanos que se cuidan aunque uno dice que cuida más del otro, de todos los peligros y en esa está su fuerza y su éxito y por descontado su supervivencia en un tiempo loco y sin ley.
Se detecta un olorcillo a hermanos Coen en sus letras, por lo violento y alocado y eso a mi me parece un acierto, no pasará a los anales de la historia como una novela sublime pero seguro que no os deja indiferentes y a mi me ha divertido; la fiebre del oro, pioneros que se lanzaron a una aventura sin un futuro seguro y lleno de peligros, incipientes ciudades que reúnen todo lo bueno y lo malo del ser humano completan un posible universo de lo que pudiera haber sido esa fiebre del oro pero llevada un poco a lo absurdo o si no ver el detalle del cepillo de dientes o las diferentes profesiones que hacían esos personajes que igual sacaban un ojo a un caballo que hacían punto de cruz.
Contada en primera persona por Eli, uno de los hermanos Sisters y hermano de Charlie, nos narra las peripecias de estos dos asesinos a sueldo del Comodoro y que deben localizar y arrebatarle cierto secrero a Warm, un hombre que parece ha robado algo al comodoro, como todos los hermanos, un hermano pone el músculo y el otro el gatillo, no quiero que hagáis el paralelismo de Sundance y Batch Cassidy porque esa pareja no tiene equivalente posible y eso sería casi un insulto; pero al igual que ellos, uno es un enamoradizo perdido y el otro es un pedernal de cuidado, el romántico incurable es precisamente el que nos cuenta la historia; uno mira un futuro inmediato y el otro medita otro a más a largo plazo, con todo el idealista, romántico y soñador cuidará de su hermano pendenciero y de gatillo fácil  cometiendo un último asesinato que ninguno se hubiera atrevido para poder empezar una nueva vida.
El resto de personajes es un plantel de personajes típicos de la películas del western, ¿serían así de verdad? no lo creo de ningún modo y he ahí lo que hace que te plantees la novela como algo menos "pesado" y de fácil digestión.
Es una novela ligera y amena, quizás a algunos les hará reflexionar pero si no quieres hacerlo tampoco pasa nada, porque no creo que sea ese el objetivo, yo no lo he hecho por si alguno se lo pregunta; muy facilita de leer y sin caer en escenas repetidas porque sería fácil poner escenas de tiros o peleas un capítulo si y otro también y eso se hace tan dinámica y es final, mmm, con ese plato de la cocina de su madre, en fin, muy divertida y entretenida.

lunes, 30 de septiembre de 2013

14



Jean Echenoz
Editorial Anagrama
ISBN: 978-84-339-7873-8


Breve y muy interesante novela ambientada en la Francia del principio de la Gran Guerra, en quince capítulos y con una gran maestría te pone en los primeros días de un conflicto que pensaban que duraría poco y luego se alargó cuatro interminables años, te sumerge en las trincheras llenas de barro, piojos y miseria, te mete en los negocios de rapiña que escamoteaban materiales para los soldados que daban su vida por esos mismos burgueses que no verían el frente de batalla; en muy pocas páginas toca todos los temas que se os pueden pasar por la cabeza, todo de la mano de un grupo de cinco amigos de un mismo pueblo de la Vendée alistados en los primeros días del conflicto; se ve como se forman las camarillas frente a la adversidad, como los de buena cuna tratan de buscarse mejores destinos en esa época una incipiente aviación pero que en un conflicto de tal envergadura de poco serviría; veremos como van cayendo uno tras otro hasta que sólo queden dos y no precisamente bien parados.
Los dos protagonistas principales son Anthime un joven contable que perderá un brazo durante los combates, su rival de buena cuna Charles, un joven aficionado a la fotografía que trata de evitar su destino marchándose al cuerpo de la aviación y que morirá después de que derriben su avión y quiero en este punto deciros que refleja perfectamente los primeros años de la aviación en el conflicto porque los primeros combates aéreos no se usaron ametralladoras tal y como lo tenemos en nuestra retina por películas sobre el Barón Rojo por ejemplo; Blanche que es el amor de estos dos hombres de suerte tan dispar y que queda embarazada sin estar casada y por último, Padioleau, Bossis y Arcenel, los cinco amigos conocerán los gases asfixiantes, las miserias de las trincheras, el barro que todo lo inunda, el olor a putrefacto de hombres y caballerías enganchadas en los alambres de espino, como colocado en una cámara muda va bailando entre las miserias de estos hombres, sus muertes o sus vidas, por los pueblos despoblados o el sinsentido de ciertos especímenes de uniforme que fusilan con la misma facilidad que se bebían un vaso de vino pero que no iban al frente, una cámara que puede viajar en el espacio para hablar del día a día de la gente que está lejos del frente.
La vuelta de los supervivientes es tan dura como casi la vida en las trincheras, muchos de esos hombres no podrán ser personas corrientes de nuevo, ya sea por las lesiones o los traumas; no tengo muy claro porque muchas personas hablan de la primera guerra como la "Gran Guerra", quizás fuese porque no fueron "bombardeadas" ciudades al estilo de la carnicería de la segunda con una muerte de civiles de forma masiva y lejos de los campos de batalla y esto me viene a cuento para volveros a recomendar los dos libros de poemas que hay al respecto en este blog y que son de soldados que no volvieron del frente y que pone los pelos de punta.
Sin necesidad de ser melodramática o caer en excesos todo aquel que tenga el placer de leer esta maravillosa y dura novela encontrará otro millón de motivos para odiar la guerra y sin caer en la trampa de hablar de buenos o malos; por cierto y así aprovecho y os cuento algo que no sabía precisamente sobre esta carnicería, los primeros en usar los gases asfixiantes en la primera guerra mundial fueron los franceses, ¿a qué resulta curioso?, ya se sabe, la historia la escriben los que vencen y algunas cosas es mejor que se oculten.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Daisy Sisters




Henning Mankell
Tusquets Editores
ISBN: 978-84-8383-346-9

Fuera de las novelas de la serie del investigador Kurt Wallander este afamado escritor sueco nos sorprende de vez en cuando con historias que nada tienen que ver con el tipo de literatura al que nos tiene acostumbrados; antes de seguir me gustaría que quiero que me guste como escribe Mankell, lo deseo fervientemente pero nada, por una novela que me gusta de él me encuentro con muchas más que no me han gustado y esta está entre estas últimas; no tiene nada de malo, no tiene pegas pero me ha aburrido lo indecible, no puedo decir que ha sido una tortura porque no es así pero no he disfrutado nada y creo que la historia reunía todo lo que a mi me suele atraer, personajes que han recibido más palos que una estera y con un horizonte más negro que el túnel de metro, gente que se deja los cuerpos para acostarse con al menos una sonrisa y vender caro su pellejo a un mundo que no ayuda nada, en fin, vamos a buscar los puntos positivos porque seguro que puedo resaltar unos cuantos.
Vamos a vivir la vida cotidiana de la Suecia de principios de la segunda guerra mundial hasta finales de siglo y todo de la mano de tres generaciones de mujeres luchadoras en un mundo de hombres en el que no hay demasiado sitio para ellas, este aspecto es algo que puede sorprendernos porque muchos tenemos en la imagen colectiva que los países nórdicos son sociedades modélicas con respecto al tema de la paridad o la convivencia y salvo que Mankell mienta cosa que dudo, ese imagen está más en nuestra conciencia que en la realidad cotidiana -no nos olvidemos que Suecia es uno de los países de Europa con más denuncias por violencia de género, por cierto, no me gusta nada ese término jurídico pero en fin, no soy jurista-, sus sueños, sus luchas, sus penas, sus hijos y todo ellos sin la apenas aparición de los hombres en la novela, no se salva casi ninguno, borrachos, ladrones, violentos, etc, se puede hacer un catálogo de todo lo despreciable del sexo masculino que en los personajes masculinos de la obra alguno lleva ese marchamo, sólo se salvan unos pocos y que son: Anders que es un vecino de Elna y madre de Eivor -el eje principal de la novela- que hereda de su hermana un dineral y que con el pretende matarse bebiendo y que descubrirás que es un viejo cómico con el corazón destrozado por la perdida de su compañera de fatigas, Erik el padrastro de Eivor y que muere por culpa del amianto -ver la crítica velada que hace a los industriales suecos y que nos demuestra que se parecen mucho a todos los del mundo y si no recordar Boliden- que es el contrapunto perfecto a todos los otros cafres que aparecen en la vida de Eivor y que cuando muere por culpa del asbestos no consigues que se emocione ni un ápice Eivor y eso me cabreó bastante  y por último el abuelo Rune, que quizás por su edad está por encima del bien y del mal; todos los demás como os decía son un catálogo de patologías dignas de cualquier frenopático.
Las mujeres de la obra son cosa aparte, Vivi y Elna o las Daysi Sisters como se denominaron ellas han llevado vidas completamente distintas, mientras Vivi es una triunfadora al final se lamenta veladamente de no haber tenido hijos y Elna después de la experiencia traumática en la que se queda embarazada de Eivor lucha por salir adelante con ese estigma que supone en la Suecia de los 40/50 el ser madre soltera; a pesar de ser tan distintas son amigas, amigas que a pesar de no verse se sienten, se quieren y todo comenzando con unas cartas, recuerdo que mi madre me cuenta que en su juventud era muy frecuente hacer amigos por correspondencia algo así como el antiguo messenger pero con más "romanticismo"; dentro de esa denuncia social que es toda la novela, veremos el comportamiento de estas mujeres frente a las adversidades y con el nulo apoyo de sus compañeros o parejas, en como deben renuncias a sus sueños para alcanzar el leve sueño de una vida un poco mejor. Eivor tendrá dos hijos con su primer marido y una tercera con un amor de juventud, Lasse Nyman, que es todo menos un tipo normal y con el que vivirá dos historias de terror en diferentes etapas de su vida; de esa segunda historia nacerá Elin que es la que cerrará el circulo de embarazos juveniles no deseados con otro pequeño cuando Eivor aún es joven. La última en discordia es la amiga finlandesa Liisa de Eivor, una mujer que es todo lo contrario que Eivor, es todo energía y no deja que nadie la pisotee, no quiero decir que Eivor deje hacerlo es lo hacen sin que ella se de cuenta y por eso contrasta tanto con su amiga.
Los últimos personajes importantes en la historia son los hijos de Eivor y es interesante contrastar como reaccionan las dos mujeres importantes y de diferente generaciones ante los mismos problemas que plantean los jóvenes cuando crecen.
La novela es interesante pero a veces se hace tediosa, lenta y si encima no te gustan las cosas retorcidas que suelen poblar todas las novelas de Mankell pues se te atraganta seguro, a pesar de todo creo que es una buena historia que si la hubiese adelgazado doscientas páginas le hubiese quedado mejor; que te mostrará como las cosas no son tan bonitas como nos cuentan en esos países idílicos del norte de Europa donde los inmigrantes siguen siendo inmigrantes, como referencia usa cinco años distintos en la vida de estas mujeres y que son: 1941, 1956, 1960, 1971 y 1981, salvo 1941 no hay un hecho histórico mundial el que los marca es más una separación digamos biológica y con la que gracias a ella ves como evolucionan sus vidas, mujeres valientes que no tienen que supeditarse a lo que manda el hombre de la casa y por eso esperaba tanto de la novela; Mankell en ningún caso juzga a Eivor que cae una vez detrás de otra en errores que no la permiten ser feliz o alcanzar sus metas que no son metas descabelladas o sinsentido, hechos que la marcarán y en los que el escritor no se recrea, cosa que se agradece, pues lo hace como un notario o una denuncia policial y en los que echas de menos un poco de emotividad o de calor vengativo o ira sarracena por parte de Eivor pero ni por esas.
He leído que fue de sus primeras novelas y quiero con eso justificar alguna de las pegas que os he expuesto pero insisto, quiero que me guste como escribe Mankell pero no lo consigo. He visto que ha sacado una nueva novela sobre una madam sueca en un prostíbulo africano, seguro que me la leo porque soy un cabezota pero meteré entre medias algunas con calor latino porque el señor Mankell tiene hielo en las venas y en la pluma y eso que vive en Angola.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Pan, Educación, Libertad



Petros Márkaris
Tusquets Editores
ISBN: 978-84.8383-492-3

Última entrega de Petros Márkaris de los casos del comisario Kostas Jaritos, este a diferencia de los anteriores está escrito en un futuro muy próximo, en concreto en los primeros días del año 2014, con una Grecia que ha vuelto al dracma y con una Italia y España que también han salido del euro, una suspensión de pagos de parte del estado complicará la situación económica de la maltrecha economía helena.
Se detecta cierto hartazgo al escribir sobre la crisis helena, se centra más en la solidaridad familiar para capear el temporal, en las ayudas de los unos con los otros cuando el estado es incapaz de solventar los problemas de los ciudadanos por lo que el componente de crítica social que siempre está presente en las novelas de Márkaris se difumina y nos plantea un debate que al menos me parece inquietante; todos aborrecemos a los salvapatrias de derechas y en la historia tenemos miles de ejemplos, pero y si los salvapatrias son de izquierdas; veremos que ninguno está libre de las tentaciones del poder, el dinero y da lo mismo los colores que defiendas.
Quizás lamento el poco temor que le producen las manifestaciones neonazis, sólo al principio cuando ve la amenaza que suponen ciertas declaraciones de un rapado en un incendio contra su hija parece temerlas pero en seguida desaparecen y no se si la situación en Grecia después de la últimas noticias que hemos escuchado con la muerte de un rapero son tan suaves.
Vamos a la trama, arranca el año 2014, Grecia se declara en quiebra y vuelve al dracma, el estado dimite en bloque y les avisan que no les pagarán las nóminas en los próximos tres meses; con un futuro tan negro Adriani, esposa de Kostas, agrupa a la familia para ahorrar al máximo y poder salir del bache, las manifestaciones son constantes en la calle con los que están a favor de la salida del euro y los que están en contra, las extrema derecha atacando a los inmigrantes y todo ello con la policía en las calles evitando que estalle un polvorín, para hacer el ambiente más complicado, un famoso contratista de obras que se hizo millonario durante las olimpiadas aparece asesinado con un tiro y por toda reivindicación un teléfono móvil con un lema de la lucha contra los militares de 1973: "Pan, educación, libertad".
En esta novela aparecerán todos los protagonistas de la vida de Kostas, su hija Katerina, Kula en su nuevo papel de ayudante, el eterno Zisis, todos excepto el jefe de la antiterrorista ya jubilado y que ha sido sustituido por un  nuevo y joven prometedor policía, Gonatás. Veremos como va la nueva vida de Katerina en el bufete y en su lucha por el día a día para orgullo de sus padres, en fin, todo lo que se espera de una vida familiar "normal" porque esto es lo que hace a Kostas Jaritos de diferente con otros investigadores de novela negra, que tiene una vida familiar normal.
De todas las novelas que he leído sobre este investigador es la que menos crítica me parece con la situación actual -me falta una para haberlas leído todas- y algunos podrían tacharla de más floja pero creo que sería un error, creo que le puede el cansancio y la resignación -ver el detalle al dejar el Seat en la comisaría por no poder mantener el gasto de combustible-, de todos modos a los incondicionales como yo de esta serie no les defraudará pues la resolución del caso no es como en todos sus casos, a partir de un hilo desde el que se deshace la madeja y aunque te deja con la idea de que falta alguien más, tal y como dice su jefe Guikas, esclarecidas las muertes es suficiente aunque chirríe como dice Gonatás. 

martes, 17 de septiembre de 2013

Noticias de la Noche



Petros Márkaris
Tusquets Editores
ISBN: 978-84-8383-041-3

Con esta novela arrancan los casos del inspector Kostas Jaritos, el primero para saber como es este particular policía griego afincado en Atenas que difiere de muchos otros policías porque no tiene una familia desestructurada, ni es aficionado al alcohol hasta perder el sentido y que está "felizmente" casado con Adriani y que se lleva así como puede con un jefe trepa que le gusta copiar las formas televisivas del FBI.
Le pega de haber empezado con novelas posteriores es que ya conoces a Jaritos, no lo descubres con el paso de las paginas pero tampoco me importa porque me gusta el personaje y como escribe este griego de 76 años.
Pongo la atención en los personajes marginales de la novela, serán una constante en muchas de sus obras, los albaneses y si alguno ha visitado Atenas sabrá y habrá visto lo mal que ven a los ciudadanos de Albania por esas latitudes y Márkaris lo refleja con maestría primero en el poco interés que se toma Jaritos con la aparición de dos cuerpos asesinados de esa nacionalidad y después en la forma de desprecio con el que otros personajes se refieren a ellos y sus compatriotas, como buena obra lo que parece aparente no lo es y obliga a perseverante y nunca mudo Kostas Jaritos a meterse de lleno en la investigación, la verdad es que también porque es espoleado por una periodista, Yara Karayorgui, que aparecerá asesinada días más tarde después de visitar al comisario Kostas y ponerle bien clarito que no dan una en la investigación; lo que parece un caso de tráfico de niños se complica con conexiones con los extintos partidos comunistas de los países del este, trafico de órganos.
La muerte de una segunda periodista y compañera de Yara hará que los compañeros de profesión y de la cadena de televisión en la que trabajan ambas a presionar para resolver el caso lo antes posible pero cometiendo la torpeza de poner el dedo en un hombre aparentemente culpable y que tuvo problemas con Yara unos años antes.
Kostas recurrirá a su viejo amigo Zisis que le orientará por el camino a seguir, topará con el poder del cuarto poder y su prepotencia y con sus inevitable "amigos" los políticos, aunque en esta novela su sombra será un poco menos negra.
El que en la trama se entreteja la propia vida familiar del comisario hace más fresca la historia, esas discusiones y sus reconciliaciones con los tomates rellenos o el día a día del matrimonio Jaritos, todo ello sin perder el picotazo de crítica social que siempre hay en todas las novelas de Márkaris. Un lenguaje cotidiano, escenas cotidianas, vida normal y corriente como la de cualquier persona salvo que el trabajo de Kostas Jaritos es el de policía; todo hace que sea normal y cuando digo normal lo digo comparando la novela con obras nórdicas de mucho éxito, páginas interminables y personajes sacados de un manual de psiquiatría. 
Por cierto para los curiosos de la gastronomía griega, prepararos la wikipedia, pero es otra de las constantes de las novelas de Jaritos.
Otra característica que algunos apreciarán son los capítulos cortos en los que está estructurada, te permite hacer una lectura menos compulsiva y racional, pero para gustos los colores porque puestos habrá alguno que quiera leérsela de un tirón porque esa es otra característica de Márkaris, no precisa novelas de páginas interminables para mantenerte con los ojos pegados al papel.
Yo os recomendaría empezar por esta primera para ir descubriendo a este comisario griego y su hábitat.
Por último quisiera dejaros una reflexión de su viejo amigo comunista Zisis al respecto de la soledad cuando Jaritos se queda solo en navidad: "Uno trata de convencerse de que es mejor estar solo. Nadie te molesta, no tienes que dar explicaciones. Pero pronto te ahoga la soledad y lo ves todo negro".
Espero que lo disfrutéis tanto como yo.